viernes, 29 de septiembre de 2017

Solicitud de gestión sostenible de arribazones


Foto: J.M. Iborra

Esta semana, la Asociación para la Protección de Cabo Palos PROCABO presentó una solicitud ante diferentes administraciones regionales y municipales para reivindicar la importancia de mantener los arribazones que se acumulan en la playa de Levante y Amoladeras. Estos arribazones están formados por hojas y tallos desprendidos naturalmente de las plantas de Posidonia  oceanica, una fanerógama marina endémica del Mediterráneo.



Debemos recordar que la Posidonia oceanica tiene gran importancia entre otras razones por su papel en el secuestro de carbono, siendo además hábitat para diferentes especies de fauna, y un indicador de buena calidad de las aguas. Los restos de hojas y tallos son arrastrados a la playa con el oleaje, formando acúmulos  que  ejercen también una importante función de barrera contra la erosión al reducir  la pérdida de arenas de nuestras costas durante los temporales, frecuentes sobre todo en otoño en áreas mediterráneas. 
 
A pesar de este papel protector, los arribazones son retirados de playas y calas, principalmente por motivos estéticos, al ser escasa la conciencia ciudadana sobre su importancia. Esta retirada altera la dinámica litoral y genera problemas de estabilidad (recordemos que el paseo marítimo de Cabo Palos se ha visto afectado en los últimos temporales por el oleaje) además de provocar una pérdida de nutrientes y sedimentos.

A este respecto, la Asociación PROCABO llama también la atención sobre las operaciones de regeneración de playas realizadas en invierno y primavera de 2017 en las que se utilizaron arenas de canteras de granulometrías muy finas y maquinaria pesada, dando como resultado un aumento de la turbidez con efectos negativos en las praderas de Posidonia existentes. 


Tales operaciones fueron denunciadas por la Plataforma Pacto por el Mar Menor a la fiscalía de Medio Ambiente. Además, y a pesar del coste económico que conllevan, no tuvieron los efectos deseados, ya que el temporal ocurrido meses después, en agosto de 2017, volvió a azotar el muro del paseo provocando desperfectos en una de las escaleras de acceso a la playa. 

La obtención de banderas azules suele utilizarse como argumento a favor de la retirada de los arribazones; sin embargo, el Reglamento para la obtención de dichas banderas incluye como criterio imperativo (nº 10)  que “las algas y restos de vegetación no deben recogerse, salvo que su acumulación y podredumbre resulten claramente molestas e insalubres, al entender que las algas marinas y demás restos de vegetación constituyen un componente natural del ecosistema marino” y así se explica en diversas campañas de educación ambiental tanto en nuestra región como en la Comunidad Valenciana y Baleares, cuyo fin es  eliminar la percepción de estos restos vegetales como suciedad. 

La asociación PROCABO solicita a las Administraciones que en las labores de retirada de los arribazones y regeneración de playas se tengan en cuenta criterios científicos orientados a la conservación del litoral, publicados en artículos, informes y guías de buenas prácticas, que incluyen por ejemplo: la necesidad de evaluaciones de impacto ambiental para los procedimientos de regeneración de playas y/o eliminación de arribazones de Posidonia; la limitación de la retirada de arribazones a playas de uso turístico intensivo y en época estival (junio. julio y agosto) y evitando maquinaria pesada que produzca compactación, dejando una fina capa para limitar la pérdida de arena; el respeto hacia las playas donde se mantengan sistemas dunares; y la revalorización de los restos vegetales de Posidonia oceanica para fines diversos (construcción, compostaje, obtención de energía a partir de biomasa…). Estas medidas pueden y deben compatibilizarse con actividades de educación ambiental.

martes, 5 de septiembre de 2017

Incoación como Bien Inventariado del antiguo edificio de la Telegrafía de Cabo de Palos


El pasado día 26 de julio la Asociación para la protección de Cabo Palos PROCABO solicitó de acuerdo al artículo 5 de la Ley 4/2007 de 16 de marzo, de Patrimonio Cultural de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, la incoación como bien inventariado incluido en el Inventario de Bienes Culturales de la Región de Murcia de la antigua “ESTACIÓN COSTERA DE DE CABO DE PALOS RADIO EAP” conocido como “la Telegrafía”. De acuerdo al artículo 29 de la citada ley, transcurrido más de un mes sin haberse adoptado y notificado, se considerará acordada la incoación.

El actual edificio ocupó hasta hace pocos años el servicio de Correos de Cabo de Palos, cesando la actividad a comienzos del año 2016. Su denominación original era “Estación de telegrafía sin hilos y Radio Costera de Cabo de Palos”, comenzando su servicio como tal en 1913, situada en la carretera de subida al faro de Cabo de Palos, su actividad hasta su transformación en oficina de correos estaba vinculada al faro. Actualmente el edificio se encuentra abandonado y sin uso.


La protección solicitada supondría que: En los dos pabellones originales y aljibe señalados, se deberá conservar la volumetría original; la estructura portante fundamental; la composición de huecos en todas sus fachadas; los elementos ornamentales y compositivos más significativos, como los recercos de los vanos, las ménsulas, bicromía, remate central y de los hastiales, etc.


La estación radiotelegráfica costera de Onda Media (O.M.) se creó según el plan del Gobierno presentado al senado en 1907, para atender las necesidades del Servicio Móvil Marítimo español. Esta estación radiotelegráfica de servicio público, se emplazó en la parte sur de la carretera que conduce al faro. El montaje de la misma fue realizado por la empresa Compañía Nacional de Telegrafía sin Hilos, dirigió las obras el ingeniero francés H. Sauvé y la antena de 75 metros de altura tardó nueve días en instalarse. Fue inaugurada el 28 de diciembre de 1913 y supuso un gran avance tecnológico ya que desde ese momento, se podían enviar radiogramas a estaciones situadas hasta una distancia máxima de 200 kilómetros en el momento de su inauguración.


Actualmente de las primeras construcciones se conservan dos pabellones, uno de pequeñas dimensiones para la maquinaria y otro principal, que hasta hace poco tiempo utilizó el servicio de Correos de la localidad. Las casas que dan a la calle, son construcciones posteriores, seguramente de los años 60. Conserva un gran aljibe del que también se solicita su incoación como elemento original.


Tipológicamente el edificio principal es ecléctico, respondiendo a los gustos y tipologías de los edificios oficiales de la época de su construcción, de traza sencilla y funcional en su uso, con ligero ornamento en hastiales y recercados de ventana, primando lo práctico en aras del servicio a prestar.


Cabo de Palos en la actualidad es uno de los referentes turísticos de la Región de Murcia, en él se encuentra como edificación más relevante el Faro, uno de los más importantes del país, actualmente incoado como bien de interés cultural. Además de este monumento y a pesar de ser una población histórica por su tradición pesquera, que se remonta a la edad media, situada en un entorno natural privilegiado, no existe en la localidad ningún espacio de carácter cultural que pueda explicar la importancia de todos estos elementos conformadores de un paisaje que, aunque en parte degradado por los procesos edificatorios, aún se puede reconocer en su historia.


Es por este motivo por el que entendemos la necesidad de salvar edificaciones que han contribuido a crear la identidad del lugar y la estación de Radio Telegrafía, es uno de los más significativos, con la gran aportación de innovación tecnológica que supuso para la circulación marítima por el occidente del Mediterráneo a comienzos del siglo XIX. Estos pabellones presentan una doble oportunidad en primer lugar al tratarse una edificación de titularidad pública, la facilidad para su protección sin causar perjuicios económicos a particulares, por ser un bien común y como punto más importante el recuperar un edificio en buen estado estructural, para completar los importantes servicios culturales que podría aportar recogiendo el legado histórico de Cabo de Palos. Igualmente este edificio podría integrarse dentro de las políticas de protección de servicios ecosistemicos al estar situado en una parcela donde está prevista la creación de una zona verde, donde las aportaciones culturales pasarían a formar parte de las aportaciones de servicios culturales asociados a los espacios libres.

I JORNADA PATRIMONIO CULTURAL: MESA REDONDA “CABOPALOS, IDENTIDAD NATURALEZA Y CULTURA”

       Fecha:         22 de junio de 2024      Hora:           de 18:30 a 21:30 h.      Lugar:        Aula de la Rese...